¿Por qué Lo personal es político?

¿Por qué Lo personal es político?

¿Lo personal es político?

¿Pero qué significa esta frase y por qué la repetimos orgullosas las feministas?

La década de 1960 marcó el comienzo de una gran época de cambio social en EEUU, tanto con el Movimiento de Derechos Civiles como con el Movimiento de Liberación de la Mujer, también conocido como la Segunda Ola de Feminismo.

Durante este tiempo, las mujeres comenzaron a reunirse en grupos conocidos como grupos de “concienciación” (CR) para discutir la desigualdad y las injusticias que experimentaron en sus vidas. Además de valorar las voces de las mujeres y validar sus experiencias vividas, la sensibilización tuvo como objetivo movilizar a las mujeres en torno a la injusticia sistémica.

El eslogan –o mantra– Lo personal es Político se acuñó por tanto en los EEUU a finales de los 60s por el entonces naciente movimiento feminista llamado Women ́s Liberation Movement.

WomensLiberation

Y fue una feminista radical de Nueva York quien escribió el primer artículo publicado sobre esta maravillosa idea/acción.

Es cierto que otras feministas de la época ya habían hablado de la importancia de lo personal y de la esfera privada como un locus de discriminación contra las mujeres, pero el eslogan en sí mismo se empezó a utilizar hacia el 65. En aquel entonces no existían los estudios de la mujer ni había revistas donde publicar pensamientos feministas, por lo que no se conoce quiénes realmente fueron las primeras en utilizarlo. No había internet, ni whatsups, ni emails ni nada.

Ese primer artículo publicado cuyo título era, precisamente, “The Personal is Political”, lo escribió Carol Hanish en 1969 (cuatro años después) y se distribuía mimeografíado de un grupo feminista a otro.

El artículo prendió fuego entre todos los grupos feministas.

Lo Personal es Político Carol Hanish

El artículo era una respuesta a los grupos de izquierda que se burlaban de las feministas por acudir a, o constituir lo que, según las y los izquierdistas, eran para ellos grupos de “terapia” conformados por mujeres «burguesas» que se preocupaban más de sus propios problemas individuales que de las injusticias sociales (la discriminación contra las mujeres no se consideraba una injusticia social).

Entonces Carol Hanisch escribe este artículo para explicar por qué la concienciación no es terapia aunque pueda ayudar a las mujeres a sentirse mejor al reconocerse como valiosas. Explica que cuando en un grupo de autoconciencia una mujer habla de un problema individual, por ejemplo, un conflicto con la pareja izquierdista que comparte sus valores sociales, entre todas las integrantes del grupo lo politizan al entender que es un problema compartido que no se debe a deficiencias individuales sino a las estructuras patriarcales que nos llevan a la mayoría de las mujeres a escoger mal a nuestras parejas, a perdonarles todo lo que nos humillan y torturan, a mentirnos sobre lo que sentimos por estas torturas, y a culpabilizarnos cuando ya no aguantamos y nos vamos. Lo politizamos porque al compartirlo nos damos cuenta de que podemos transformar esas relaciones de poder que por tantos años nos han hecho tanto daño y que creíamos inmutables.

“Lo personal es político” se convirtió en un grito de guerra para el movimiento, ya que las mujeres comenzaron a darse cuenta de que las desigualdades que experimentaban en sus vidas personales eran representativas de desigualdades sociales y políticas más amplias.

Cuando comprendemos que lo personal es político, estamos entendiendo que las discriminaciones, exclusiones y violencia que sufrimos las mujeres no son un problema individual que solo concierne a las agredidas, discriminadas o excluidas, sino que la vivencia individual de la desigualdad es parte de un sistema que deshumaniza a todas las mujeres. Se trata, entonces, de un problema político que requiere de soluciones políticas.

Entender lo personal como político es saber por qué probablemente la mayoría de las feministas ya no creamos en los partidos políticos, ni en izquierdas, ni menos aún en derechas, pero que, aún así, brindamos apoyo a todas aquellas mujeres que todavía creen que pueden lograr cambios a través de partidos políticos.

Lo personal es político nos permite entender y no juzgar a nuestras abuelas, madres, hermanas mayores y recuperarlas reconociéndoles sus múltiples estrategias para sobrevivir dentro de una familia patriarcal y violenta; es escoger no ser maltratada por las otras mujeres patriarcales que con piel de feminista que se dicen compañeras pero que se dejan llevar por modas, envidias y o celos patriarcales porque no manejan sus miedos y nos los meten en los colectivas y grupos que tanto cuesta construir entre todas. Pero que aun así, seguimos peleando día a día, porque al fin y al cabo,

Lo Personal es Político

.

CADA ACCIÓN, CADA PALABRA,

CADA MOMENTO IMPORTA. VIVE FEMINISMO

MUJERES FEMINISTAS SÍMBOLOS FEMINISTAS LIBROS FEMINISTAS TODO FORMA PARTE DE  LO PERSONAL ES POLÍTICO!!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
somos valientes

No te quedes callada.

somos feministas

Exprésate tú misma.

somos combativas

Viste con orgullo. 

espera!! no te vayas así

Únete a nuestra newsletter

NO TE PIERDAS NUESTRAS NOTICIAS Y SOBRE TODO, FORMA PARTE DE NUESTRA PEQUEÑA COMUNIDAD FEMINISTA!!