¿Qué pasaría si un virus convirtiera a toda la población en feminista?

¿Qué pasaría si un virus convirtiera a toda la población en feminista?

¿Qué pasaría si un virus convirtiera a toda la población en feminista?  

¿en feminista de verdad?

¿Y si una mañana te despiertas y todas y cada una de las personas donde vives fuesen feministas? 

Sales a la calle y nadie mira tu cuerpo por ser mujer, por vestir de ninguna manera… Llegas al trabajo y todo es igualitario, por arte de magia ahora sí se te escucha cuando hablas, eres valorada igual que tus compañeros… Y en casa por la tarde, todo se tarda la mitad, porque entre dos todo se hace más rápido y es más divertido…

Menudo crack mental… 

Pero hoy por hoy es imposible… Viendo como los medios y nuestros representantes se venden, y cómo la opinión pública se rinde a leyes populistas sin hacer análisis crítico de las consecuencias, sin mirar lo que ya ha pasado en otros países, y sin pensar un poquito más allá de la superficie y de los eslóganes fáciles y pegadizos…

Hoy por hoy es imposible que ningún virus mute para hacer de un día para otro feministas a toda la ciudadanía, como mucho, sería una bacteria por supuesto… o más bien, una súper bacteria, una “bacteria pesadilla” que dicen quienes saben y las llaman ERC como acrónimo de “Enterobacterias Resistentes a los Carbapenemas”… Curioso nombre para la súper bacteria a la que los especialistas tienen tanto miedo, y digo LOS con toda la intención, porque que si te fijas en el nombre “Enterobacteria Resistente a los Carbapenemas” tiene mucho que ver con que nuestra bacteria feminista fuese una de ellas, pues sin duda alguna es “resistentes a los carba Pene Más…“: nuestra súper bacteria feminista los resiste… resiste a los del “pene más” , porque Pene no es Más. Está claro, ¿no? Es una súper bacteria.

Como síntomas y secuelas de por vida, tras haber pasado la infección por esta súper bacteria, te restituiría a un ser feminista, inicial, y sin opción a volver atrás…, simplemente nadie querría ser de otra forma… Todo el mundo quedaría infectado, todo el mundo sería feminista. ¡Qué maravilla!

Y es más, como casi la mayoría de microorganismos que nos rodean, esta bacteria, como prácticamente todas, no sería perjudicial para el ser humano… Como muchas otras bacterias que viven a nuestro alrededor y tienen acciones inocuas o incluso beneficiosas para el buen funcionamiento de nuestro organismo, nuestra súper bacteria feminista sería beneficiosa para nuestro sistema, lo equilibraría, conseguiría que todo fluyera, que todo funcionara, un sistema sano… libre de estereotipos, de imposiciones, de géneros y acabando por fin, y finalmente tras cientos de miles de injusticias, con la llaga (o virus? u hongo?) del patriarcado que tiene carcomido a este mundo por completo… 

¿os lo imagináis? Menuda súper bacteria…
¿dónde estaaás??
La Bacteria Feminista

Pero en fin, despertemos de esta distopía médica y volvamos a la realidad, porque como esto no va a pasar mañana, nos toca seguir aprendiendo cada día e ir dándonos cuenta de las particularidades y de todos las factores que hay a nuestro alrededor y que nos hacen estar donde estamos, responder como respondemos y vivir como vivimos las mujeres.

Pero sobre todo nos toca seguir actuando, aunque sea poco a poco, cada una a su ritmo, a su paso, el que sea, pero avanzando por su propio camino. Todas en nuestro recorrido de aprendizaje vamos dejando huella aunque no lo parezca. Siempre hay quien lo mira, siempre hay a quien le puede servir… un ejemplo, una acción, una idea o lo que sea…

No estamos solas y no somos únicas, aunque cada una tengamos nuestra senda por recorrer.

Y aunque parezca que no hagas nada, sólo leer este texto ya es una acción, pero si te analizas, seguro que algo más harás cuando has llegado hasta aquí. Seguro que alguna vez has dicho la frase que da nombre a esta web o que has exigido algo en lo que no estabas dispuesta a ceder. Seguro que algo, por pequeño e inadvertido que ahora te parezca y ni si quiera lo traigas a tu consciencia, has hecho… y para mí, ese es el camino, hacer…

Hacer físico, acción, que se vaya viendo, porque dejamos huella, y entre todas, dejamos estela…

No hace falta más que ver cómo se organizan muchas de las agrupaciones de mujeres, cómo se ayudan, cómo colaboran, cómo todas a una van marchando hacia delante, sin decaer, desde hace ya tantos y tantos años atrás… y como dice una gran maestra a la que admiramos mucho aquí, Amelia Valcárcel, “somos de muy buena progenie, el feminismo tiene muy buena progenie”, así que continuemos “en honor a nuestra propia tradición” y no decaigamos, vengan de donde vengan las amenazas. Seamos positivas.

Las mujeres somos supervivientes en todos los conflictos, en todas las batallas, en las famosas y en las cotidianas, y por eso tenemos que seguir en campaña día a día, confrontado la realidad con acciones pequeñas, medianas, grandes, las que sean y en el número que se pueda… todo vale, desde un “hoy no cocino”, hasta un “me merezco una subida de sueldo”, pasando por una concentración feminista, y por supuesto, a través siempre del aprendizaje del feminismo, del entendimiento de la agenda feminista, del porqué de esta lucha tan larga y de las razones que nos han colocado donde estamos…

Recordad que hay cientos de videos por la web  y en redes de charlas y entrevistas de grandes mujeres (todas las jornadas de la Escuela Feminista Rosario de Acuña, todos los episodios de historia, de maestras radicales, etc. de algunos podcast como Radiojaputa, infinidad de entrevistas en directo en cuentas de redes sociales, etc. por poner algunos ejemplos fáciles de encontrar), ya no es necesario enredarte leyendo grandes y largos libros de primeras… Pero también está esa grandísima colección de autoras, filósofas, feministas, escritoras (algunas de ellas vamos subiendo aquí, y puedes conocerlas en «lee feminismo» en esta misma web) que te ayudarán a comprender y fijar mejor todos los conocimientos. Son imprescindibles, ya verás cuando empieces a leer como querrás leerlos todos.

Pero sobre todo, quédate con que seas como seas, si quieres información, la vas a encontrar (hasta nos puedes escribir a nosotras y preguntarnos, si quieres).

Pero con más o con menos información de inicio, nunca dejes de actuar, de hacer, de caminar, de dejar huella para tejer red… somos muchas y nos necesitamos todas, porque la súper bacteria feminista, de momento, no parece que vaya a venir. 

Y mientras haces, hacemos todas, recuerda que

Lo Personal es Político, siempre

VIVE FEMINISMO

MUJERES FEMINISTAS SÍMBOLOS FEMINISTAS LIBROS FEMINISTAS TODO FORMA PARTE DE  LO PERSONAL ES POLÍTICO!!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
somos valientes

No te quedes callada.

somos feministas

Exprésate tú misma.

somos combativas

Viste con orgullo. 

espera!! no te vayas así

Únete a nuestra newsletter

NO TE PIERDAS NUESTRAS NOTICIAS Y SOBRE TODO, FORMA PARTE DE NUESTRA PEQUEÑA COMUNIDAD FEMINISTA!!